Noticias

Alternativas sostenibles para el cultivo de palma de aceite

El aceite de palma es utilizado en la mayoría de productos que consumimos a diario, está presente en galletas, cereales, pasteles, chocolates, helados, leche, y hasta en los cosméticos. Sin duda, a nivel económico es una plantación muy atractiva para los productores, pero desfavorecedora para nuestro medio ambiente. El problema principal con este cultivo es que resulta ser un factor causante de deforestación a nivel mundial y a nivel de los trópicos. En el webinar titulado Escenarios alternativos para el desarrollo del cultivo de palma de aceite en los trópicos: dinámica del carbón y de los nutrientes, el conferencista Juan Carlos Quezada, Ph.D en Ciencias de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich-Suiza, comparte los resultados de su investigación de campo, indagando y demostrando las formas sostenibles de implementar un cultivo de palma de aceite.


Como objetivo principal de la investigación se estableció lo siguiente en la presentación oficial: “evaluar cuantitativamente los impactos de cambios alternativos en el uso de la tierra libres de deforestación sobre propiedades biogeoquímicas del suelo y el balance de carbono en el ecosistema para conseguir expansión más sostenible de la palma en los trópicos”. 


Respondiendo entonces a esta premisa, los resultados encontrados por el conferencista evidencian que el cultivo de palma puede realizarse con un menor impacto a nivel medioambiental y sin necesidad de deforestar, con la implementación de escenarios alternativos como sabanas y potreros pues, “la conversión de pastos y sabanas en plantaciones de palma puede reducir efectivamente las altas pérdidas de carbono de los ecosistemas asociados con la extracción de palma como bosques y selvas. Este potencial puede ser aún mayor si se adoptan estrategias de manejo apropiadas como la adición de mayores insumos de carbono orgánico en forma de abono, cultivos de cobertura o permitiendo el crecimiento de vegetación”, explica Quezada.


Finalmente, el expositor hace énfasis en que, con su trabajo no está recomendando la expansión del cultivo de palma en las sabanas tropicales, sino al contrario, recomienda preservar estos ecosistemas y cree que, “la expansión futura debería considerar tierras previamente transformadas en algún tipo de agricultura como pastos degradados”, puntualiza Quezada.